domingo, 13 de abril de 2014

GOTTFRIED HELNWEIN







Perturbador...

Esa fue mi primera impresión a primera vista de su obra; sin embargo, al sucederse la muestra, las emociones dan un giro con fotografías de una pequeña de  belleza casi angelical, para:  dar un viraje a una ilustración desconcertante,  de cierta admiración por  Hitler y en contraste,  por otro lado muestra un paño telegrafiando todo el horror del holocausto.  A un costado,  el lienzo de Mickey mouse,  un tanto suspicaz, hasta me puedo atrever  a decir, bajo mi percepción: un tanto perverso.

La misma angelical niña, aparece ahora cubierta de sangre, dandome la impresión que el artista nos quiere comunicar algo, ciertamente escandalizando. ¿ Que puedes sentir y pensar, al ver esa hermosa y angelical niña, cubierta de sangre?,  como si hubiese sufrido un espantoso accidente, -tal vez- atropellada...aghh terrible, pero te lleva a algún sitio y eso, de alguna manera es lo que persigue el artista, es lo que te quiere comunicar, es, esa emoción que le impactó.

Una serie de oníricas experiencias, mas bien pesadillas, son compartidas por el artista y van,  de lo estéticamente agradable, a perturbadoras imagenes, con muñecos de comics como el pato donald nocturno de enormes proporciones, que  a un costado de la cama,  un niña le hace frente observandole, casi en un dialogo ocular y mental con esa tenebrosa caricatura.

Ya en mas confort, la imagen bizarra de Marylin Manson, es plamada en " La era dorada del grotesco". Un video y reflexiones con Sean Penn son expuestos en la sala,  así como la imagen del grupo  punk alemán: Ramstein. Agresiva, perturbadora y bastante desconcertante , al presentar imágenes con fierros en el rostro, creando cierto dolor y   al mismo tiempo, estético. Pues los tenedores, cuchillos y demás utensilios encajan artísticamente.

Contraste e incongruencia.  Conclusión:   Me gustó bastante.

Gottfried Helnwein  nació en Viena, Austria en 1948. Su imagen es moderna un tanto rockera.
Es un artista con un amplio abanico de recursos en su dominio: pintor, muralista, fotógrafo, escultor, diseñador de vestuario y escenografías; así como artista de performance.

Su trabajo es controvertido y provocativo, utilizando el recurso de la ansiedad psicológica y sociológica.




Ahhh, la imagen de la portada, es obra de Helnwein , para el disco Black Out y para la canción " No one like you", donde  se utilizó  para el vídeo,  en la prisión de Alcatraz.








No hay comentarios:

Publicar un comentario