viernes, 23 de abril de 2010

¨Todo el arte es erótico¨ GUSTAV KLIMT y su pintura

Por Elizabeth O'Coleman


¨ Todo el arte, es erótico¨

Gustav Klimt



 Gustav Klimt

 Nació  cerca de Viena en 1862, su talento brilló desde joven por lo que a su madre le sugirieron que aplicara a la escuela de arte.

Destacó desde sus inicios, generándole la libertad de trabajar en sus propias creaciones, en ese entonces, su obra era Hiperrealista, inspirado  por la obra de Hanz Markart , el más famoso pintor en ese momento  y que marcó su gusto por el detalle.

Rasgo importante de su obra, fue su libertad creativa, sin importarle complacer a los demás, escandalizando, acusándole de pornografía y excesiva perversión;  aunque jamás fue intimidado.. ..al contrario, encontró placer  al transgredir.



Dejate  llevar..... es lo que escuché al comenzar a escribir sobre Klimt, escuché la voz suave de un hombre sensualmente maravilloso.  

La inmensa capacidad de amar que tenemos los seres humanos, se refleja claramente en cada una de las caricias que hace Klimt con su pincel a esos maravillosos cuerpos, llenos de curvas sensuales que al llenarlos de color, los volvían carne; se estremecían al sentirlo, reflejando en sus caras un gozo infinito y reflejando el  placer que solamente él lograba captar. 


Son obras hechas de las sensaciones de la carne y del alma, ambas se yuxtaponen al igual que los cuerpos, para volverse casi humanos, esos humanos que disfrutan una mirada lasciva aún sin saberlo, esas miradas que alimentan nuestro ego.



Imagenes humanas hacen que nuestro ojo, recorra pausadamente cada pliego de piel cubierta por ricas telas.

El espectador  disfruta de Klimt,   su erotismo,  el amor al cuerpo femenino, manos,  pechos bien definidos, vulvas y nostalgia, se disuelven en el color que nos transmite al momento íntimo de un éxtasis provocado por una palabra. Una caricia, una mirada obscena, hacen salir toda esa gama de colores cálidos dentro de nosotros mismos.



El Erotismo fluía en el aire.  Ésta seria una de las características de esta Ciudad Apocalíptica, Viena de la preguerra, habitada por personajes capaces de cambiar la historia.

Gustav Klimt dominaba el arte escénico en la capital del imperio Austro-Húngaro, en la Viena de Sigmund Freud, de  Gustav Mahler, Arnold Schoenberg, Stefan Zweig, en la Viena de los grandes Valses de la Belle Epoque.


7 comentarios:

  1. Me encanta Klimt.

    Gracias por compartirnos a este maestro.

    Besitos,

    Ana Lucía

    .

    ResponderEliminar
  2. ouch armando muchas gracias por compartirnos un tantito de la obra de este maestro..yo lo sigo desde hace un tiempo y me encanta, la verdad es que es facinante su trabajo aparte de magico..saludos

    ResponderEliminar
  3. Muy buen colorido, resalta a la vista, en cuanto a lo demás, lo he visto mejor, no me preguntes nombre de autores, cuando leí y miré cuadros nunca me fijé en el nombre del autor, o me gustaba o no me gustaba.
    Gracias por dejarlo y así poder comparar.
    Abrazos
    Leonor

    ResponderEliminar
  4. Leo metete a la revista y checa el articulo completa con el tarbajo curatorial que le acompaña , inclusive si tienes paciencia se acciona la musica de las gymnopedias 3 de erik Satie al ver el articulo , con varias pinturas que influyeron emn tan controvertido y excelente pintor, de un alibertad creativa como el infinito, y como la sensualidad humana.

    ResponderEliminar
  5. Hermosas las pinturas del artista Gustav Klint, para mi es el artista que mas me gusta, definitivamente seria un espectáculo que alguna vez vinieran a mexico a una exposición, pero creo que es imposible.
    Solamente se puede comprar a este gran artista con los grandes de la historia.

    ResponderEliminar
  6. Si es extraordinario, libre, creativo, trasgresor

    ResponderEliminar